Dieta después de la cirugía bariátrica - VL Surgery
18769
post-template-default,single,single-post,postid-18769,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,vss_width_768,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Dieta después de la cirugía bariátrica

¿Y se puede comer normal después de la cirugía bariátrica? Esa es una pregunta recurrente en todos aquellos pacientes que se plantean someterse a una cirugía bariátrica. Pues, a grandes rasgos y teniendo varios aspectos en consideración, la respuesta sería que sí. Pero, como hemos mencionado, esta respuesta tiene diferentes matices. Lo primero que debemos tener en cuenta respecto a la dieta después de la cirurgía bariátrica es que la cirugía es un tratamiento que potencia el efecto de la dieta en la pérdida de peso, por lo tanto, sea con cirugía bariátrica o sin ella, el paciente deberá mantener a largo plazo una dieta baja en calorías. Por lo tanto, la cirugía es una ayuda a la dieta, pero con la diferencia de que ésta asegura una correcta pérdida de peso y un buen mantenimiento del peso perdido si las pautas alimentarias se siguen correctamente y se mantienen de forma continua.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que el tamaño de las comidas quedará limitado, dado que en realidad el poder controlar el volumen de los platos sin padecer sensación de hambre es uno de los objetivos de la intervención quirúrgica. Por lo tanto, y dado que el volumen de comida que cada ingesta es bajo, otra característica de la dieta después de la cirugía bariátrica es que esta deberá ser muy fraccionada, es decir, habrá que comer poco pero a menudo.

Finalmente, otro aspecto importante a destacar es que durante las primeras semanas después de la cirugía bariátrica, la dieta se considera terapéutica, es decir, está diseñada para asegurar una buena tolerancia a la alimentación por parte de los pacientes, reduciendo al máximo la presencia de náuseas, vómitos, dolor o regurgitación. Para profundizar un poco más en lo comentado, a continuación se detallan los 3 tipos de dieta principales que se seguirán justo después de la cirugía:

  1. Durante las primeras dos semanas el paciente seguirá una dieta líquida de fácil digestión. Esta dieta líquida incluirá tanto alimentos naturales en forma líquida como suplementos nutricionales, los cuales garantizaran una buena tolerancia a la pauta, además de asegurar una aportación nutricional suficiente y una correcta sensación de saciedad.
  2. A las dos semanas de la intervención quirúrgica y una vez finalizada la primera fase de la dieta, se iniciará una dieta de fácil digestión pero de textura triturada. Se incluirán todos aquellos alimentos necesarios para cubrir los requerimientos nutricionales (lácteos, proteínas, hidratos de carbono, vegetales, etc.) pero en forma triturada. De esta forma, aseguraremos que el paciente pueda tolerarlos correctamente, sin presentar náuseas, vómitos o dolor, además de conseguir incluirlos en una cantidad suficiente.
  3. La tercera fase de la dieta, que se inicia al mes de la intervención quirúrgica, se caracteriza por ir introduciendo de forma paulatina y bajo el asesoramiento nutricional necesario, todos aquellos alimentos que van a conformar una dieta completa y saludable, empezando por aquellos que son más fáciles de digerir y terminando por aquellos que pueden ser un poco más pesados de digerir por parte del “nuevo estómago”.

Cabe destacar que todas las dietas anteriores serán supervisadas por la nutricionista y adaptadas de forma individual a cada caso, planeando el seguimiento necesario para confirmar la buena tolerancia e ir indicando en cada momento el nuevo tipo de dieta a iniciar.

Dicho esto, únicamente concluir que si la dieta después de la cirugía bariátrica se sigue de forma correcta, no solo está asegurada una buena tolerancia, sino que también se conseguirá fácilmente el objetivo de pérdida de peso y el de mantenimiento de este peso perdido a largo plazo.

No Comments

Post A Comment