Recomendaciones tras cirugía ambulatoria del sinus pilonidal y quiste sacro ambulatorio

DEBE SABER

Previo a su intervención con nosotros tendrá una visita con la enfermera Quirúrgica en la que se aclararan sus dudas y se le indicaran los pasos a seguir para cada cirugía en concreto.

También ponemos a su disposición un teléfono de contacto directo para que pueda resolver las dudas que le surjan antes y después de dicha Cirugía: 93728 31 07

Estos son algunos de los requisitos estándar:

– No ingerir Solidos 6 horas antes de la Intervención y 3 horas en el caso del Agua, ni zumos ni cafés ni leche, exclusivamente Agua.

Consultar en la visita Prequirúrgica la medicación habitual y si es compatible su administración previa a la intervención.

¡Importante! El incumplimiento de alguno de estos requisitos puede causar una anulación de la intervención.

Interveción Sinus Pilonidal y quiste sacro ambulatorio

Se debe realizar una extirpación en bloque de la totalidad del quiste sacro. Según el tamaño del quiste extirpado recomendaremos cerrar la herida de entrada o dejar que cure por segunda intención (se deja la herida abierta).
La intervención programada se realiza habitualmente con anestesia raquidea, es decir solo en casos seleccionados es necesaria la anestesia general. Se puede realizar la intervención sin necesidad de ingresar en el hospital.

sinus pilonidal

Recomendaciones tras cirugía ambulatoria del sinus pilonidal y quiste sacro ambulatorio

DEBE SABER

La intervención a la que le han sometido requiere unos cuidados muy sencillos. Siguiendo estas instrucciones sencillas lograremos una completa recuperación.
Tras haber tolerado la dieta líquida en nuestro servicio le han dado el alta. En casa, la primera comida debe ser blanda y de fácil digestión. Después puede seguir su dieta habitual (si no hay indicaciones contrarias de su médico). Recomendamos aumente la fibra para evitar el estreñimiento.
Las primeras 48 horas tras la intervención haga reposo relativo en el domicilio, no necesariamente en cama. esto implica no caminar mucho, no levantar peso, y no estar de pie muchas horas.
Tras 48 horas puede hacer pequeñas salidas a la calle, si lo desea.
La zona próxima a la herida quirúrgica puede inflamarse, no se preocupe. Puede aplicar frío local en la zona (por ejemplo una bolsa de guisantes congelados) sobre el apósito, no de forma directa, dos o tres veces al día, no más de 3-5 minutos.
Es normal que manche el apósito, traspasando las gasas. No se preocupe. Cambie las gasas y vuelva a fijarlas con esparadrapo de papel.
Puede ducharse a partir de las 48 horas. Limpie la herida con agua tibia y jabón neutro. Después seque bien la herida con gasas, no con secador. Cúrela posteriormente siguiendo las indicaciones que le haya hecho su cirujano. Normalmente la cura consiste en aplicar, si no es alérgico, povidona yodada (Betadine®, Topionic® o similar).
A partir de la semana después de la cirugía debe de acudir a consultas para revisión de la herida y sacar los puntos, si es necesario.
Tómese puntualmente el tratamiento para el dolor durante los primeros 3 o 4 días. Después, según las molestias que tenga.

DEBE EVITAR

Evite tomar alcohol y conducir durante las primeras 48h.
Evite realizar actividad física intensa durante las primeras 4 semanas. Excepto en lo anteriormente indicado, podrá hacer su vida habitual en dos semanas, si no se presentan complicaciones o le indican lo contrario.

SIGNOS DE ALARMA

Acuda a urgencias o consulte a su médico si:
Tiene fiebre de 38º C o superior
La herida se ha enrojecido o advierte que sangra
Tiene dolor abdominal importante que no cede con la analgesia que le han recomendado.